ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Fito Paez

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Invitado
Invitado



MensajeTema: Fito Paez   Jue Sep 08, 2011 9:41 pm




A los ocho meses murió su madre tras padecer un cáncer de hígado, por lo que su crianza quedó en manos de su padre y de su abuela paterna.

En 1980, formó Staff, cuyo mayor logro fue ganar el primer premio del concurso de música progresiva, que contaba entre el jurado al músico Juan Carlos Baglietto.

Más tarde le propusieron unirse a El Banquete, que por entonces era considerada la mejor banda de rock de Rosario, integrada además por Rubén Goldín, Silvina Garré, Sergio Sainz, Zappo José Aguilera y Daniel Wirzt.

Paralelamente a ello también formó parte del grupo Acalanto, un conjunto de folclore con el guitarrista Pichi de Benedictis.

Las distintas participaciones como músico invitado fueron dándole mayor popularidad y ello terminó por provocar el final de Staff.

En 1981 Juan Carlos Baglietto, que realizaba presentaciones a la par del grupo Acalanto, lo incluyó como teclista y como arreglador (junto a Goldín) en su banda. Con la cual fueron invitados a un megarecital organizado por la revista Humor en el Estadio Obras Sanitarias, en repudio a la llegada de Frank Sinatra a la Argentina. Por primera vez en la historia, bandas del interior del país se reunían a tocar en ese estadio de Buenos Aires.
Fito Páez en 1982, durante la grabación de Tiempos difíciles.

Al trasladarse a Buenos Aires, se alojó en el departamento de su amigo, el bajista y cantautor Lalo de los Santos, en el barrio de Floresta.

Finalmente en 1982, Baglietto firma el primer contrato profesional con la compañía discográfica EMI y graban el disco Tiempos difíciles, al que pensaron llamar en un principio Tiempos de guerra en alusión directa al conflicto bélico que vivía la Argentina por la Malvinas.

La mayoría de las canciones fueron compuestas por Páez y tuvieron un éxito masivo, vendiendo más de 120.000 copias, alcanzando a fines de ese año la placa de oro.

Después de una serie de recitales en Rosario (Festival Rock Rosario 83) y en Buenos Aires (Estadio Obras Sanitarias) Páez participaría en otro disco de Baglietto, Actuar para vivir, que fue presentado en vivo en el teatro Astral. Esas fueron sus últimas funciones como teclista de Baglietto antes de partir hacia su ciudad natal para crear un nuevo grupo.

Pero ese mismo año (1983), debido al alejamiento de Andrés Calamaro, se incorpora en la banda de Charly García, recomendado por Jorge Lonch, para la gira del disco Clics modernos.

Allí conoce quien sería su pareja hasta 1989, Fabiana Cantilo. En 1984 participa de la grabación del disco Piano bar.
[editar] Carrera solista
Fito Páez en 1984, luego de editar Del 63

En 1984, firma un contrato de cinco años con la discográfica EMI y edita su primer LP llamado Del 63 tras dos meses de trabajo grupal en Estudios Panda del barrio de Floresta en Buenos Aires.

Un año después se aleja definitivamente de la banda de García y edita Giros, con cuyo tema «Yo vengo a ofrecer mi corazón», de gran repercusión, alcanza el reconocimiento en Argentina, siendo grabado años después por Mercedes Sosa. Presentó este trabajo primero en el Luna Park, en La Falda y finalmente en Rosario ante 100.000 espectadores[cita requerida] a beneficio de las inundaciones.

En 1986 edita dos LP, Corazón clandestino (que cuenta con la colaboración de Caetano Veloso) y La la la (junto a Luis Alberto Spinetta) que presentaron en el Estadio Obras Sanitarias y en Santiago de Chile. La relación duró hasta que se puso en discusión el dinero que deberían ganar ambos artistas. En este año, se presentó con su banda en Lima, en el marco de la "Semana de Integración Cultural latinoamericana" y en el Festival de Varadero (Cuba).

A fines de 1986, Páez se encontraba de gira por Brasil, donde había sido invitado por Herbert Vianna para tocar junto a Os Paralamas do Sucesso. La mañana del 7 de noviembre de 1986, Páez recibe la infausta noticia del asesinato de sus abuelas en Rosario, por un psicótico bajista frustrado Walter Di Giusti.

El mánager por aquel entonces decide suspender las demás actuaciones que tenían pactadas y vuelven hacia Rosario. El hecho conmueve a la ciudad y provoca un alto impacto mediático sobre la figura de Páez, lo que provocó que el cantante se fuera de viaje a unas islas en Tahití, acompañado de su asistente, donde compone el disco que es considerado el más visceral de su carrera, llamado Ciudad de pobres corazones, editado al año siguiente (1987). «El disco es un bajón, pero loco sería que no fuera así», declaró a los medios.

Al año siguiente (1988) viajó a Nueva York y La Habana para grabar y editar Ey! que se lo dedicó a Fabiana Cantilo, su amor por aquel entonces, y que sería el último trabajo producido por la compañía EMI.

La canción «Polaroid de locura ordinaria» se convirtió en otro himno de su repertorio para sus seguidores. Participaron artistas como Ulises Butrón, Ricardo Mollo, Osvaldo Fattoruso, Daniel Colombres, Gabriel Carámbula, Fabián Gallardo y Guillermo Vadalá, entre otros. Ey! fue presentado en vivo en distintos lugares con una banda que surgió de estos músicos que ayudaron a grabar, acompañados en coros por Fabiana Cantilo.

Aquel 1988 cerró con la formación de un dúo junto a Guillermo Vadalá que se llamó Chapa y pintura, con el que interpretaban aquellas canciones que no encajaban en el proyecto solista de Páez, incluyendo tangos, folclore, temas desconocidos de otros artistas argentinos y hasta algunos de The Beatles.

Después de algunas idas y venidas Páez se separa definitivamente de Fabiana Cantilo y le dedica la canción «Fue amor».

En 1990 recorrió América Latina contratado por un productor venezolano, que le ofreció a Páez 25.000 dólares por grabar un nuevo disco,[cita requerida] que sería Tercer mundo. Pero el «misterioso productor» desapareció sin aportar dinero para el proyecto, Páez se endeudó con los músicos y con el estudio donde se había grabado el máster del disco.[cita requerida]

Sin sello discográfico y sin dinero para sobrevivir, Páez recibió la ayuda de Fabián Gallardo, su amigo de la adolescencia que había sido nombrado productor artístico de WEA (Compañía Warner Brothers). Páez firmó contrato, recibió el dinero que le correspondía y partió hacia Europa, dejando el máster en la compañía.

A partir de ese momento en el que Páez firma contrato con la empresa discográfica WEA Warner Music Group, su anterior discográfica EMI, que paradójicamente en su momento se negaba a publicarle un nuevo trabajo porque lo consideraba poco comercial para los estándares básicos de la empresa, comenzó a publicar una serie de trabajos recopilatorios de sus primeros seis trabajos grabados con esa empresa. Esta serie de discos lanzados al mercado por EMI como estrategia netamente comercial, se repitió a lo largo de toda su carrera, hasta la actualidad, dándole distintos nombres, tantas veces como el cantautor publicaba un nuevo trabajo discográfico con la otra empresa.[cita requerida]

Luego Páez viajó a Río de Janeiro para producir las voces del tema «Trac trac», incluido en el disco Ciudad de pobres corazones para el grupo Os Paralamas do Sucesso, que editaría un maxi (disco) y un video de esa canción cantada en castellano.

El 11 de febrero de 1991, en una fiesta de disfraces en José Ignacio (Punta del Este, Uruguay) Fito Páez conoció a la actriz argentina Cecilia Roth, que en aquel entonces era una mujer casada. Ocho meses más tarde, tras el divorcio de la actriz con su ex, comenzó su relación pública con el rockero.

En ese año Páez produce el disco Algo mejor de Fabiana Cantilo, el cual fue el más exitoso de la carrera de la cantante.

Fueron las playas uruguayas el lugar elegido por Páez para componer las canciones de su próximo disco, que se llamó El amor después del amor y que editó en 1992.

Luego realizó una serie de 11 recitales en el teatro Gran Rex, en pleno centro de la Capital en Buenos Aires para después salir de gira llenando estadios y convocando multitudes, haciendo un recorrido a lo largo de toda la Argentina y tocando en más de nueve países, incluido Cuba, donde fue el primer artista no cubano en tocar en la Plaza de la Revolución, frente a 50.000 personas.

A mediados de la gira de 1993 se le entrega el cuádruple disco de platino, con 240.000 discos vendidos. También ese año, la ACE (Asociación de Cronistas de Espectáculos) lo premia en tres clasificaciones: «Mejor video clip», «Mejor canción de rock» (por el tema Tumbas de la gloria) y «Mejor disco solista de rock» (por El amor después del amor).

La gira tuvo su momento cumbre en su ciudad natal, en el estadio de fútbol de Rosario Central, con un espectáculo sin precedentes en Argentina. Un escenario fletado desde Inglaterra, con 20 m de frente y 12 de profundidad, con una potencia superior a los 50 kW de sonido, un sistema innovador de luces que combinaba estática y movimiento, cruces enormes prendiéndose fuego en las tribunas mientras la multitud coreaba la canción Tumbas de la gloria y dos pantallas de video gigantes a los costados que recreaban las canciones del rosarino.

Fito Páez y su banda siguieron de gira durante todo 1993 realizando un total de 120 espectáculos, para dar fin al recorrido en el Estadio Vélez Sarsfield de Buenos Aires, donde 84 122 personas pagaron sus entradas para presenciar el recital, convirtiéndolo en el artista de mayor convocatoria con entradas pagas de toda la historia del rock nacional argentino.

A partir de una canción de aquel disco (La balada de Donna Helena), que en realidad había sido compuesta para el disco Tercer mundo y desechada luego, Páez concibió una idea cinematográfica que acabó por convertirse en un mediometraje. Treinta y dos minutos escritos y —por primera vez en su vida— dirigidos por él, y que reunían ante la pantalla a Cecilia Roth y a Eusebio Poncela entre otros.

El amor después del amor vendió cantidades inesperadas, llegando a las 750.000 unidades y convirtiéndose en el disco más vendido en la historia del rock argentino.

Aprovechando el furor que había provocado este disco en su público, la compañía discográfica EMI edita en disco compacto los trabajos Del 63, Giros, Ciudad de pobres corazones, La la lá y Ey!, dejando fuera de este lanzamiento el maxi Corazón clandestino. Años más tarde editó dos discos compilados que se llamaron Crónica y Lo mejor de Fito Páez.

Ese 1993, los diarios Clarín y Página 12 catalogaron a Páez como «Mejor solista» y «Mejor show en Vélez». Fue nominado para ser nombrado «ciudadano ilustre» de la ciudad de Rosario, aunque ese proyecto nunca prosperó entre los ediles de la ciudad.

Páez convocó nuevamente a su público al Estadio Vélez Sarsfield, pero esta vez totalmente a beneficio de UNICEF, dejando en limpio poco más de medio millón de dólares para este organismo de Naciones Unidas.

En 1994 editó Circo beat, que en un principio pensó llamarlo Nada del mundo real (este disco trae el reconocido tema Mariposa Tecknicolor), y siguió de gira acompañado por Alina Gandini, Guillermo Vadalá, Pomo Lorenzo y Gabriel Carámbula.

En 1995 encaró un proyecto de presentación oficial de este nuevo trabajo, con una serie de 20 recitales en el teatro Ópera, cerrando esta maratónica presentación en el estadio de River Plate, donde sorpresivamente y fuera de toda expectativa por parte de sus organizadores, apenas convocó a 25.000 espectadores.

Cifra para nada de acuerdo con la concurrencia de público que venía teniendo el músico en sus presentaciones anteriores. Paradójicamente y reivindicando lo sucedido en ese recital, cerró el año con un recital gratuito en los Bosques de Palermo, al cual asistieron 50.000 personas.

Una segunda edición de este disco incluye versiones en portugués de tres de sus temas, con la colaboración de músicos brasileños de renombre, como Caetano Veloso, Herbert Vianna y Djavan.

En el mes de octubre grabó como invitado del Octeto Piazzolla el tema Tanti anni prima (Fuelle del sol) para el sello Milan Sur, junto a los destacados músicos argentinos Julio Pane, Raúl Luzzi, Daniel Pipi Piazzolla (hijo del bandoneonista Ástor Piazzolla), Arturo Schneider, Saúl Cosentino, Nicolás Ledesma y Roberto Santocono.

En 1996, la cadena de televisión MTV, le ofreció editar un disco en vivo y acústico, dentro del ciclo denominado MTV Unplugged, en el cual la mayoría de los músicos mundialmente reconocidos han editado sus trabajos dentro de ese estilo.

Pero Páez no llegó a un acuerdo económico con esa firma y decide encarar un proyecto similar de manera independiente.

Finalmente, ese mismo año lanzó un disco acústico-sinfónico al que tituló Euforia, en coproducción con el canal de televisión argentino Telefé, acompañado por los músicos que lo venían acompañando desde hacía tres años (Alina Gandini, Guillermo Vadalá, Héctor Pomo Lorenzo y Gabriel Carámbula) y mantuvo distancia de la exposición mediática. Este fue su primer trabajo editado en vivo.

Tras un silencio de dos años volvió junto al cantautor español Joaquín Sabina con el álbum Enemigos íntimos (1998) el cual finalmente no tuvo presentación en público ni gira de promoción, porque ambos se retiraron del proyecto debido a incompatibilidades artísticas.

En esa oportunidad se cancelaron más de 70 recitales que tenían vendidos y promocionados alrededor del mundo. El escándalo fue mayor cuando se conoció una carta que el mismo Joaquín Sabina le escribió a Páez en forma de poesía, donde resumía un poco los motivos que determinaron el final de la relación laboral entre los músicos: «El rol del patito feo no me va, te lo aseguro, y menos el de hombre duro, que a ti te cuesta tan poco», recitaba el español en la epístola.

En 1999 lanzó Abre un disco con canciones de letras largas y fuertes, producido por Phil Ramone, donde la voz está por encima de la música y más notable que en discos anteriores.

El trabajo fue presentado bajo el eslogan «Abre: pequeña teoría acerca del fin de la razón». Allí presentó su sencillo Al lado del camino, que inmediatamente alcanzó la fama.

La presentación en sociedad se hizo mediante un recital organizado por el propio Páez en el Teatro Maipo de Buenos Aires, evitando dar así una conferencia de prensa. Los medios periodísticos especializados, invitados especialmente para la ocasión, no dudaron en publicar que con este trabajo, Páez volvía a ser el de antes.

Se trataba del primer disco con canciones nuevas y de forma solista que presentaba el rosarino después de Circo beat, cinco años más tarde. «Se supone que soy un chico que ya tiene 36 años», dijo Páez, antes de comenzar con la presentación.

Ese mismo año presentó el disco ante su público, siendo la actuación más recordada la que grabara para la empresa de TV satelital DirecTV y el canal HBO Olé, en conjunto con Milton Nascimento en el estadio Luna Park, para un exclusivo y privilegiado público que, mientras presenciaban el show, consumían comidas y bebidas hasta altas horas de la madrugada.

Terminando el siglo, Cecilia Roth y Fito Páez decidieron adoptar un niño, Martín. Un pequeño del que poco se conoce, ya que siempre trataron de protegerlo de los medios y preservar su intimidad, más allá de la actividad famosa de sus padres.

El 23 de diciembre de 1999, bajo un total hermetismo, la pareja se dirigió al Registro Civil, previo aviso a un par de conocidos suyos, y contrajeron matrimonio. La fiesta fue muy íntima, y se llevó a cabo en el departamento que compartía la pareja.

Finalmente, y agobiados por la prensa, el flamante matrimonio bajó hasta el porche del edificio, donde Páez declaró: «Era la mejor forma de celebrar tantos años juntos. Nuestra relación y la llegada del niño, que nos convierte en una verdadera y hermosa familia. Lo que le sucede a cualquier hijo de vecino, salvo que nosotros teníamos las cámaras esperándonos en la puerta y queríamos bajar un rato para compartirlo con ustedes».

El nuevo siglo lo encontró a Fito Páez nuevamente atravesando un fugaz éxito. En 2000 gana dos premios Grammy Latino, mejor artista y mejor canción de rock por «Al lado del camino».

Ese mismo año editó el disco Rey Sol, dedicado a su hijo Martín, que contó nuevamente con la producción de Phil Ramone, como en su trabajo anterior.

En un principio Páez pensó en editar un disco triple, un gran proyecto que nunca prosperó y que terminó siendo un trabajo de tan solo 13 canciones nuevas grabadas en medio de la gira de promoción del disco Abre.

El corte de difusión de este disco fue el tema «El diablo de tu corazón», cuyo videoclip fue dirigido por Eddie Flehner, el cual creó cierta polémica a raíz de sus crudas imágenes de la realidad social que atravesaba Argentina y no fue demasiado aceptado por la crítica. El álbum en sí fue poco aceptado por los medios y por el público.

En 2001, después de una larga búsqueda de financiación, Páez debutó como director de cine con su primer largometraje que tituló Vidas privadas. El guion fue escrito por el propio Páez en colaboración con Alan Pauls, y trata sobre la última dictadura militar argentina (1976-1983) y el incesto, teniendo como actriz principal a Cecilia Roth.

Páez culminó ese año presentando temas nuevos en el teatro porteño ND Ateneo, con vistas a un nuevo material discográfico.

En mayo de 2003 editó Naturaleza sangre, disco en el cual intentó volver a la estética rockera de los ochenta, y que contó además con la presencia de la cantante brasileña Rita Lee, de Charly García y de Luis Alberto Spinetta como invitados.

Este disco es el primer trabajo de Páez editado de manera independiente para su sello propio, al que también llamó Circo Beat, con estudios en la ciudad de Rosario.

El reencuentro Spinetta-Páez en los estudios de grabación, y la participación de Spinetta en dos de las canciones del disco, dejaron abierta la posibilidad de encarar el proyecto para una segunda edición de La la lá, pero nunca prosperó la idea.

El disco fue presentado en primer lugar en el Luna Park ante 7000 personas, y contó con la participación de los artistas que fueron parte de la grabación, Charly García y Luis Alberto Spinetta.

Luego se hizo la presentación oficial en la ciudad de Córdoba, en el estadio Orfeo Superdomo, ante unos 5.000 espectadores. Esta vez sin la participación de invitados y como siempre, recorriendo en primer lugar el nuevo trabajo y luego el repertorio de las canciones que lo llevaron a la fama.

En diciembre de 2003, nuevamente convocó a un gran número de admiradores, que se dieron cita en el teatro Gran Rex para presenciar un nuevo recital, que contó con Charly García nuevamente como invitado. Lo que ocurrió esa noche quedó registrado en cintas de video, que más adelante pasarían a formar parte de un DVD.

Posteriormente a esas funciones de presentación, Páez, ya embarcado nuevamente en la carrera del «regreso a los escenarios» y con el éxito sonriéndole nuevamente ante un nuevo trabajo discográfico, salió en una exitosa gira por todo el continente americano y por Europa con los músicos Guillermo Vadalá (bajista que forma parte de la banda de Páez desde 1988), Gonzalo Aloras (guitarra), Sergio Verdinelli (batería, reemplazado por Jota Morelli) y Javier Lozano (teclados). A fines de diciembre de este año cerró la fiesta del 114 aniversario del Club Atlético Rosario Central, club del cual es hincha.

El 4 de junio de 2004 nació Margarita, su primera hija biológica, producto del amor con su pareja Romina Ricci. El nombre de la niña se lo pusieron en honor a la mamá de Páez, la pianista Margarita Zulema Ávalos de Páez.

En septiembre del mismo año lanzó su primer DVD, titulado Naturaleza sangre, que incluye el recital completo que ofreció el año anterior en el Teatro Gran Rex, a sala llena.

El DVD cuenta con el video del tema Bello abril, en el que canta junto a Luis Alberto Spinetta. Además contiene un conjunto de fotos de conciertos, conferencias de prensa, imágenes con músicos amigos y cierra con dos videos.

El primero es del propio Páez al piano, interpretando un tema inédito titulado Beauty; y el segundo video lo muestra a Páez en un video casero el cual contiene imágenes de su hijo Martín. El hecho de este lanzamiento sirvió de excusa para celebrar el vigésimo aniversario del debut del cantante en vivo.

El 8 de diciembre del 2004, salió a la venta Mi vida con ellas, un disco doble con 18 canciones grabadas en vivo en distintos recitales, que incluye cóvers y temas de su autoría. El nombre del disco hace referencia a las mujeres que compartieron la vida con Páez. Desde su tía Charito que lo crio, su amor de los ochenta Fabiana Cantilo, su ex esposa Cecilia Roth hasta Romina Ricci entre otras tantas.

En el año 2005, ya con rumores de separación en la pareja Páez-Ricci, que luego se confirmarían, salió a la venta un nuevo trabajo de la mano de su productora independiente.

Este disco lleva el nombre Moda y pueblo en el cual incluye temas de Lito Nebbia, Luis Alberto Spinetta, Charly García y musicaliza un poema de Federico García Lorca, además de versionar viejos temas propios. El disco cuenta con una orquesta de 9 cuerdas, dirigida por Gerardo Gandini.

Puede ser considerado como su segundo disco acústico-sinfónico después de Euforia, pero esta vez grabado en estudio. La cubierta de este disco tiene como protagonista a la popular actriz y conductora argentina Susana Giménez.

En este año, realizó una colaboración artística en el disco Bachata entre amigos, del cantautor dominicano Víctor Víctor, con quien interpreta a dúo y a ritmo de bachata, su canción Un vestido y un amor.
Fito Páez en la Casa de Gobierno (Buenos Aires, 21 de diciembre de 2006).

A mediados de 2006 su tercer proyecto cinematográfico como director se encontraba en etapa de post-producción; se trata de una comedia de enredos que lleva como título provisional ¿De quién es el portaligas?. Esta película se desarrolla en Rosario y La Cumbre.

Después de casi tres años sin producir nada musicalmente bajo una línea «rockera», el 21 de septiembre de 2006 salió a la venta El mundo cabe en una canción, grabado entre junio y agosto de este año en sus estudios propios de Rosario. El disco incluye 11 canciones nuevas escritas por Páez y una en colaboración con Coki Debernardi. Eso que llevas ahí fue el corte de difusión del disco, y su video fue rodado en distintos lugares de su ciudad natal, Rosario.

En enero de 2007 también se dio a conocer el video de Enloquecer, en el cual se muestran imágenes de su última película como director, ¿De quién es el portaligas?, la película que se estrenaría luego, en septiembre de ese mismo año.

El disco superó las 20 000 unidades vendidas en el día de su lanzamiento en Argentina, aunque luego decayó en el ranking, convirtiéndolo en un disco más. A pesar de la buena difusión que tuvo el disco, no convenció ni a la crítica ni a los seguidores, que lo acusan de abusar de simpleza en sus composiciones, en comparación a sus obras más gloriosas, y de abusar de sus raíces y su egocentrismo como recursos únicos a la hora de componer.

El sábado 24 de febrero de 2007 encontró a Páez como el protagonista de uno de los shows más importantes de Latinoamérica, el festival Viña del Mar (en Chile).

En un principio el rosarino acompañó al grupo chileno Los Tres en la canción Déjate caer. Luego, a las dos de la mañana Páez subió por segunda vez al escenario, donde ofreció un recital de una hora con un público que coreó todas sus canciones.

Uno de los momentos cumbres fue cuando subió al escenario Álvaro Henríquez, quien acompañó a Páez en el tema Ciudad de pobres corazones. Al término de esa canción subió al escenario el músico uruguayo Rubén Rada para interpretar junto al argentino la canción A rodar mi vida.

Fito Páez fue reconocido esa noche con la Antorcha de Plata, Antorcha de Oro y Gaviota de Plata, que son los mayores premios que se entregan en ese espectáculo.

En julio de 2007 se embarcó en una nueva gira en conjunto con el reconocido cantautor estadounidense Bon Jovi, con recitales que se llevaron a cabo en forma individual en los países de México y Colombia, en el marco de tres conciertos benéficos con los fines de recaudar fondos para recuperar espacios naturales e impulsar la actividad social.

El 30 de agosto de 2007, casi sin promoción, se puso a la venta el disco Rodolfo, en el cual el cantautor argentino interpreta un monólogo conformado por un total de 12 nuevas canciones interpretadas únicamente con voz y piano, de las cuales dos de ellas son sólo instrumentales.

Entre las letras de este trabajo se pueden apreciar historias de amores propios del músico, la historia de una mujer en la cárcel, historias de familias, hijos, historias de vida y hasta una canción de «agradecimiento-homenaje» para con sus ídolos Luis Alberto Spinetta, Litto Nebbia y Charly García. La crítica del mismo no ha sido mala, más bien ha caído «simpático» entre sus seguidores.

El 17 de septiembre de 2007 se presentó la película ¿De quién es el portaligas? ante un grupo de periodistas y un público muy selecto en Rosario, su ciudad natal. Tres días después se estrenó en el resto de los cines del país.

Por el momento, la crítica especializada se limitó a decir que después de la frustrada experiencia de Páez con Vidas privadas, se merecía otra oportunidad, aunque no dudaron en compararla con algunos trabajos de Pedro Almodóvar. (Como nota, Páez realiza un cameo en la película Todo sobre mi madre, de Almodóvar

Sólo duró un poco más de una semana en las carteleras de los cines más importantes de la capital argentina, llegando a escalar el octavo lugar en la lista de recaudaciones, con un poco más de 10 500 espectadores.

La presentación de Rodolfo se llevó a cabo los días 5, 6 y 7 de octubre y el 19 y 20 de noviembre de 2007 en el Teatro Ópera de Buenos Aires.

En la octava edición de los premios Grammy Latinos, otorgados en Las Vegas en noviembre de 2007, Fito Páez obtuvo el premio al mejor álbum de rock vocal, por El mundo cabe en una canción.

El 12 de marzo de 2008 en Señor Tango, recibió junto a Susana Giménez y al Chaqueño Palavecino el primer Premio Grammy de la Presidencia en Argentina, entregado por la Academia Latina de la Grabación.

Un periodista lo describe como «el embajador internacional del rock argentino y socio natural de leyendas como Luis Alberto Spinetta y Charly García; a lo largo de su trayectoria musical se ha consolidado como uno de los grandes rockeros de América Latina».

El primero de octubre de 2008 se puso a la venta el segundo disco grabado en vivo de Páez, el cual se titula No sé si es Baires o Madrid, audio que se registró el 24 de abril del mismo año en el Palacio de los Congresos, en Madrid (España), ocasión en la que se presentaba en ese país el disco Rodolfo, acompañado de grandes estrellas y aplaudido por más de 2.000 personas. Además, también se ofrece en formato DVD, convirtiéndose en el segundo trabajo de este tipo que posee el artista argentino.

En los premios Grammy Latinos del 2008 ganó el premio a mejor álbum de cantautor, por su álbum Rodolfo.

Luego de 6 años volvió a presentarse en el mítico Estadio Luna Park de la Ciudad de Buenos Aires, superando todas las expectativas y brindando 2 conciertos, los días 28 y 29 de mayo de 2009.

El show tuvo como invitados a Juanse, Vandera, Gonzalo Aloras y, reviviendo sus comienzos, a Juan Carlos Baglietto, con una versión en piano de La Vida es una Moneda. Como es costumbre en esta época, es acompañado por Coki & The Killer Burritos.

El lunes 29 de junio de 2009 Fito cerró el festival colombiano Rock al parque en su versión número 15. Concurrieron 150.000 personas, la mayor audiencia alguna vez vista en el Festival.

Semanas después, el miércoles 22 de julio recibe el premio Gardel a la música 2009 en la categoría: «Mejor álbum artista canción testimonial y de autor» por el álbum No sé si es Baires o Madrid; también estuvo nominado en las categorías: «Mejor álbum banda de sonido de cine/televisión» por el álbum ¿De quién es el portaligas? y «Mejor DVD» por No sé si es Baires o Madrid.

El jueves 5 de noviembre de 2009, Fito Páez ganó en los premios Grammy Latinos del 2009 el mejor álbum vocal pop masculino, por No sé si es Baires o Madrid.

En febrero del 2009 comenzaron a correr rumores acerca de un supuesto romance con la actriz Celeste Cid el cual desmintió alegando que sólo se habían reunido por un proyecto cinematográfico nuevo. En septiembre de 2009 se agudizó más este rumor ya que la actriz tuvo una misteriosa internación en la cual Fito la acompañó desde el primer día hasta el último.

Se supo que él la encaminó y que la llevó a rehabilitar a su departamento en el barrio porteño de Recoleta en el cual conviven, lo cual confirmaría dicha relación de ambos.

El 16 de marzo de 2010 se editó la placa Confiá, el disco número 21 en la carrera del artista rosarino, grabado entre los meses de julio y diciembre de 2009 en las ciudades de Córdoba, Buenos Aires, Río de Janeiro y Nueva York.

En esta oportunidad, la banda que acompañó a Páez estuvo compuesta por Gonzalo Aloras y Coki Debernardi, en guitarras; Eloy Quintana, en bajo; Bolsa González, en batería, y Eduardo Lyra, en percusión.

La presentación de este nuevo material tuvo lugar el viernes 7 de mayo de 2010 en el mítico estadio Luna Park.

El 25 de mayo de 2010, Fito Páez cerró los actos del Bicentenario de la Revolución de Mayo con un recital de dos horas en el Obelisco (Buenos Aires) frente a una multitud emocionada, calculada en más de dos millones de personas.

El 6 de noviembre del 2010 celebró sus 30 años de carrera con un concierto en el Auditorio Nacional de México en el que estuvieron de invitados especiales tocando Yo vengo a ofrecer mi corazón y Esta tarde vi llover con Armando Manzanero, Eres y Bello abril con Quique y Meme de Café Tacvba, Un vestido y un amor con Julieta Venegas, El amor después del amor y por segunda vez en la noche Yo vengo a ofrecer mi corazón con Susana Zabaleta.

En diciembre de 2010 participa del Festival El Abrazo, junto a los más grandes músicos del rock argentino y chileno en Santiago de Chile.

El 30 de abril del 2011 despidió 'Confiá con un show en el club GEBA.

El 12 de julio de 2011 escribió una columna en el diario Página/12, titulada «La mitad», en referencia al resultado de las elecciones del 10 de julio de 2011 en Buenos Aires. Entre sus comentarios figura que «da asco la mitad de Buenos Aires». El mismo día fue denunciado ante el Inadi por discriminación. Criticaron los dichos de Páez: el filósofo Alejandro Rozitchner y el periodista Rolando Hanglin. No suscribieron los dichos pero defendieron a Fito en cuanto a que él puede decir lo que piensa: el candidato del FpV Daniel Filmus, Horacio González y los artistas Liliana Herrero, Mariano Otero, Peteco Carabajal y Andrés Calamaro. Por su parte, el escritor Andrés Rivera consideró que Páez no solo estuvo acertado, sino además moderado.

Con un claro gesto de ironía, los festejos del candidato Mauricio Macri y militantes del Propuesta Republicana (PRO) por el triunfo en el balotaje sobre el oficialismo, fueron musicalizados con “Dale Alegría a mi corazón” del cantautor Rosarino.-

A raíz de los dichos vertidos en el diario Página/12, El fiscal penal, contravencional y de faltas de la Ciudad Martín Lapadú convocó Fito a una audiencia de mediación con dos abogados que lo denunciaron, con el objetivo de que Páez se retracte de sus dichos para evitar así el avance de la causa penal.-





Volver arriba Ir abajo
 

Fito Paez

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 

 Temas similares

+
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Música no mona :: Otras Bandas/Artistas-
Cambiar a: